Los pods de Instagram: así te engañan los influencers

Qué son los pods de instagram

Si eres un emprendedor o eres dueño de una marca establecida, seguramente has considerado trabajar con influencers que cuenten con una audiencia auténtica  que enganche con su contenido.

Sin embargo, puede ser que aquel creador de contenido que tanto te agrada no esté siendo transparente contigo y esté usando pods de Instagram.

Qué son los pods de instagram

Anteriormente, se le daba mayor importancia al número de likes, los que eran fácil de conseguir de forma fraudulenta. El problema radicaba en que una foto con 1500 likes y 2 comentarios era prueba irrefutable de que esos likes habían sido comprados. Entonces, los aspirantes a influencers empezaron a intercambiar no sólo «me gusta», sino también comentarios.

Cuando Instagram comenzó a ocultar los likes de las publicaciones de sus usuarios, los expertos en marketing de influencers dijeron «Entonces tenemos que mirar el número de comentarios». Y los influenciadores que ya compraban o intercambiaban likes y comentarios se vieron obligados a aumentar sus esfuerzos para seguir inflando su engagement. ¿La solución? Los pods de Instagram, los que fueron creciendo hasta tener cientos de miembros dispuestos a pasar horas comentando fotos ajenas, con la promesa que los dueños de éstas también comentarían las suyas.

Engagement: grado de interacción de los seguidores con una cuenta de Instagram, lo que se traduce en likes y comentarios.

Desde entonces, he sido invitada a participar en decenas de pods de Instagram, los cuales he rechazado, ganándome la enemistad de influencers. Sí, la estrategia funciona, pero sigue siendo un engaño. Te aseguro que prácticamente todo influencer ha participado en algún tipo de intercambio de comentarios, pero muchos lo dejan al considerarlo poco auténtico.

Y es que ser influencer es una actividad tan cotizada el día de hoy por los millenials, que todo el mundo quiere conseguir seguidores para luego hacer canjes con importantes marcas.

Las reglas de los pods

El secreto está en los «pods»: grupos de influencers —o aspirantes a influencers— que se reúnen en grupos de Facebook, WhatsApp, Telegram, etc., donde puede haber cientos de personas que se ponen de acuerdo para que, en determinada hora, todos se den likes mutuamente y se dejen comentarios.

Las reglas suelen ser claras: los comentarios deben tener más de 5 palabras, evitar exceso de emojis y deben estar relacionados con el post en el que se está comentando.

Los pods o «rebaños» están integrados por grupos de cientos o incluso miles de cuentas que inflan los Me Gusta (likes) y los comentarios de las publicaciones de Instagram para engañar al algoritmo y mejorar su posicionamiento y conseguir canjes con marcas.

Estos grupos de pods son cada vez más sofisticados, alternando horarios para que los comentaristas no se repitan en todos los posteos. Y a diferencia de los softwares que intercambian comentarios y likes de forma automatizada —baneados por Instagram en 2019—, estos pods operan de forma manual. Cada influenciador debe escribir su comentario, por lo tanto, es mucho más difícil detectar el falso engagement.

Y lo que es muy evidente para mí, no lo es para todos, incluidos los autodenominados «expertos en marketing digital».

Porqué participar en un pod

Muchos influencers se ven tentados a participar en estos pods cuando ven que sus cuentas no logran la tracción deseada, siempre bajo la premisa «desafiemos el algoritmo de Instagram». Y si bien es una práctica bastante común y válida —hasta cierto punto—, el problema radica en que cuando una agencia de marketing y/o una marca desea trabajar con ellos y pide el Media Kit, el influencer le mostrará un 3, 4, 5% de su engagement ratio. Pero, ¿qué porcentaje de este total es real?

Media kit: especie de currículum del influencer donde cuenta quién es, con quién ha trabajado, y las métricas de sus redes sociales.

Al final, son palos blancos utilizados para hacerle creer a una marca que su engagement es alto. Queramos o no, esto es un engaño, tanto para sí mismos como para las marcas y agencias. Segundo, no le permite al influencer ver su crecimiento real en sus estadísticas.

Es fácil confundirse y pensar que los influenciadores se están «ayudando entre ellos», pero lo que realmente están haciendo es perjudicar a quienes sí tienen un engagement auténtico y engañando a las marcas que desean trabajar con ellos gracias a su engagement rate. Pero esas acciones no son naturales y son un engaño.

El otro problema es que muchas agencias ignoran esto o bien hacen la vista gorda. Contratan a un influencer con el fin de cortar su tajada del acuerdo. Y el único que se ve perjudicado es la marca en sí. Esto lo veo ocurrir constantemente en marcas sumamente importantes que trabajan con influencers que tienen seguidores y comentarios falsos.

El tercer problema es que quienes se esfuerzan por crear contenido de interés y no participan de estas prácticas, se ven perjudicados al tener un engagement más bajo, aunque sea 100% real. No es justo.

¿Cómo identificar el falso engagement?

En este caso, es bastante difícil identificar la falsa interacción y los comentarios falsos. Hay que poner atención a los comentarios. Por ejemplo, si en una cuenta de un bloguero de belleza tiene sólo o en su mayoría comentarios de otros bloggers de belleza, es altamente probable que se trate de un pod.

Si en un universo de 100 comentarios hay 9 que son de un pod, no es tan importante, pero cuando hay 250 comentarios y prácticamente todos son de pods de Instagram, es un engaño muy evidente y descarado.

Eso responde tu pregunta de porqué hay contenido mediocre que recibe repentinamente tantos likes y comentarios. Si bien no son comprados, están pauteados, y sigue siendo un engaño. Estos bloggers de viajes jamás van a comprar el producto que otra persona está promocionando porque, a su vez, tienen sus propios canjes con marcas y esperan regalos de las mismas.

Cuentas con engagement manipulado con pods de Instagram

Hay extensiones para Chrome muy buenas como Upfluence que entrega un montón de datos sobre el engagement rate de una cuenta de Instagram, entre otros datos.

El problema es que esta herramienta es fácilmente engañada por los comentarios falsos de los pods, como se puede ver en la cuenta analizada más abajo que tiene un engagement que supera el 10% en una cuenta de sólo 17 mil seguidores, algo completamente fuera de lo normal.

Y mirando de cerca la actividad de esta cuenta de una influencer de viajes, se puede ver claramente que participa en un pod (o quizás dos o más) porque prácticamente todos los comentarios son de otros «influenciadores», los que generalmente se repiten en todos sus posts.

Instagram
Qué son los instagram pods y porqué son un engaño

Aquí hay otro ejemplo de otra cuenta de viajes que participa en un pod. El engagement es un poco más moderado.

Qué son los pods de instagram
Ejemplo de una cuenta que utiliza pods de Instagram y tiene un engagement alterado.

Cuentas con engagement real

Una de las diferencias fundamentales y más evidentes entre cuentas con comentarios de pods de Instagram y cuentas con comentarios genuinos, es que la mayoría de los autores de éstos son personas «comunes y corrientes» y no de influenciadores.

Aquí puedes ver una captura de pantalla de la cuenta de una influencer que tiene un engagement real (julio 2020) y que no participa en pods de Instagram. Como se puede ver, es notoriamente más bajo, a pesar de tener contenido de calidad y trabajar con importantes marcas nacionales e internacionales.

pods
Cuenta sin manipulación de comentarios.

Como profesional, apuesto por el engagement real y que el mensaje o producto llegue efectivamente a la audiencia objetiva del influencer con el que se está trabajando.

La captura a continuación es de mi cuenta, cuyos comentarios y likes son 100% real.

engagment auténtico
Cuenta sin manipulación de comentarios.

Claves para detectar si un influencer participa en un pod de Instagram

  • Casi todos los comentarios son de otros influencers.
  • El número de comentarios no es coherente al contenido. Por ejemplo, una foto borrosa y poco estética no recibe tanta atención.
  • Los mismos comentaristas se repiten en las publicaciones. Pero ojo, que los pods son cada vez más sofisticados y se crean horarios para que esto no ocurra y los influenciadores se alternen para comentar.

Nunca es tarde para hacer lo correcto

Si eres influencer y participas activamente en un pod de Instagram, sólo te estás engañando a ti mismo y a quienes desean trabajar contigo. Si en vez de pasar horas escribiendo comentarios pauteados en cuentas ajenas te dedicas a mejorar tu contenido y seguir algunos consejos para crecer en Instagram, vas a lograr un engagement real y atraer público que enganche con tu trabajo. ¿Vale la pena arriesgar tu credibilidad?

Y si eres un emprendedor o una marca que busca trabajar con influencers, contáctame para ayudarte a buscar al influenciador perfecto para promocionar tu producto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *